Saltar al contenido

Autoconsumo con excedentes: ¿compensación simplificada o venta de energía?

Autoconsumo con excedentes: ¿compensación simplificada o venta de energía ?

Los excedentes se pueden vender o compensar desde que el Real Decreto 244/2019 aprobó la nueva normativa de autoconsumo. Estos mecanismos te permitirán reducir tu factura de la luz debido a la energía generada por la instalación de placas solares más que a la energía consumida.

Compensación de excedentes

La compensación de excedentes es un mecanismo aprobado en la nueva normativa de autoconsumo, que establece que los consumidores de instalaciones fotovoltaicas conectadas a red pueden recibir una compensación económica por sus excedentes de energía. Los sistemas de autoconsumo que pueden acogerse voluntariamente a un mecanismo de compensación simplificado son:


    ● Sistemas de autoconsumo individual con excedentes
    ● Sistemas de autoconsumo colectivo sin excedentes
    ● Sistemas de autoconsumo colectivo con excedentes


Para que te puedas acoger a la compensación simplificada, se tienen que cumplir una serie de condiciones:

    ● La fuente de la instalación de generación de energía debe ser renovable.
    ● La potencia instalada debe ser inferior o igual a 100 kW
    ● El dispositivo no debe recibir un sistema de remuneración adicional (es decir, el consumidor no puede beneficiarse porque no es una actividad económica)
    ● Si existe un excedente de equipo para uso personal, aunque se trate de la misma persona natural o jurídica, el productor (propietario del equipo) y el consumidor (propietario del suministro) deben suscribir un contrato de compensación de excedentes. Una vez firmado, el documento será entregado al distribuidor (ya sea directamente oa través del comercializador). Para ver un ejemplo de contrato de compensación, ver IDAE página 154.

No es necesario suscribir un contrato de compensación por la parte restante de las instalaciones de autoconsumo colectivo dentro del ámbito de la compensación. En este caso, basta con formalizar el acuerdo de reparto de energía firmado por todos los consumidores afectados.


El precio del excedente de energía

El precio de la energía restante será determinado por la comercializadora. Al final de cada ciclo de facturación, se lee el contador bidireccional y se descuenta la energía restante de la energía consumida por la red. Pueden darse dos situaciones:

1.Se tiene contrato con una comercializadora de referencia


La energía comprada a la red tendrá un precio de PVPC.
La energía inyectada se valorará al precio medio horario menos el coste de la varianza (CDSVh) tal y como se define en el RD 216/2014. El valor es transparente y se puede consultar en ESIOS.
El precio de la energía restante varía cada hora y ronda los 0,05 – 0,06 EUR/kWh.


2.Se tiene contrato con una comercializadora libre

La energía comprada a la red tendrá el precio que figure en el contrato de suministro con la comercializadora.
La energía inyectada se valorará a un precio pactado entre el comercializador y el consumidor.

Balance neto vs. compensación simplificada

Es importante no confundir el concepto de compensación simplificada con el saldo neto: el saldo neto es un cálculo para compensar la energía consumida e inyectada de la red al mismo valor (por ejemplo, 0,12 EUR/kWh). En el caso de la compensación simplificada, por un lado, el precio del consumo de energía es diferente y, por otro lado, el precio del excedente inyectado es diferente. Por ejemplo, el precio del consumo de energía es de 0,15 EUR/kWh y el valor de la energía restante es de 0,05 EUR/kWh.

En resumen, la valoración del excedente fotovoltaico se deduce de la cantidad de energía consumida por la red.

¿Se puede vender el excedente si no se cumplen los requisitos de la compensación simplificada?


Sí, aquellas instalaciones fotovoltaicas que no cumplan los requisitos del mecanismo de compensación simplificado pueden vender sus excedentes bajo el sistema de ventas. Cuando la energía excedente se vende en una instalación excedentaria sin compensación, se pueden dar dos escenarios:

1. Deberá suscribirse un contrato de representación en el mercado eléctrico con el comercializador que venda la energía.

2. Los consumidores pueden registrarse directamente como productores en el Registro de Gestión de Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica (RAIPRE).