Saltar al contenido

Conoce los beneficios de aplicar la energía renovable y domotizar tu nueva vivienda

Hay muchos detalles a tener en cuenta al comprar o alquilar una casa, incluido su diseño y decoración. Uno de los puntos más importantes, sin embargo, es el factor económico que significan estos cambios.

Con el avance de la tecnología, las soluciones a este tipo de situaciones también se multiplican, como en el caso de la domótica, que permite automatizar determinadas acciones de los objetos de una casa, lo que a mediano plazo puede ahorrar dinero en los gastos del hogar.

Teniendo esto en cuenta, una de las principales características de la domótica es poder programar todos los dispositivos para que se enciendan o apaguen en el momento requerido, como puede ser el ajuste automático de la iluminación en las diferentes estancias o los elementos del sistema de climatización, que permite, a corto plazo, controlar la gestión del 70% del consumo energético.

Con sistemas de iluminación eficientes se puede reconocer por ejemplo la variación de la luz solar, la presencia de personas en cada habitación o la necesidad de luz en cada una de las áreas e iluminar lo adecuado y necesario para cada situación.

Aunque la domótica suele conllevar una gran inversión, es un sistema accesible a todos los presupuestos. La oferta es tan diversa que existen diferentes alternativas de precio y producto, adaptadas a las necesidades y posibilidades de cada familia.

En este sentido, una casa inteligente permite no solo una gestión eficiente de la energía o una vida más respetuosa con el medio ambiente, sino también una recuperación a corto y medio plazo de la inversión y para hacerla efectiva sólo debes contar con un buen plan de Internet hogar que permita conectar los distintos dispositivos a través de Wifi.

Estos son los principales beneficios que puedes obtener al convertir tu hogar en una vivienda inteligente:

Seguridad

La domótica del hogar permite disminuir la preocupación cuando la vivienda queda sin personas en su interior. Por ejemplo, ya no existe la necesidad de pedir a otra persona que se quede a cargo, ya que las cámaras pueden detectar incendios, fugas de gas o robos.

Además, gracias al encendido y apagado de luces a distancia se puede simular presencia y evitar que intrusos la vean como una casa solitaria.

Mayor comodidad

Tras las cuarentenas que provocó la pandemia por Coronavirus, los usuarios valoran más aún la tranquilidad que permite el poder derivar gran parte de las tareas del hogar a los aparatos tecnológicos y manejarlos cómodamente desde una pantalla.

Asimismo, la domótica ayuda a otras acciones como el cierre automático de las persianas o poder controlar la temperatura de las habitaciones por la mañana o al llegar tarde a casa.

Reducir el impacto ambiental

La posibilidad de poder controlar el encendido y apagado de los distintos aparatos, permite tener un hogar más respetuoso con el medio ambiente y reducir el impacto de nuestros modos de vida.

Mejor calidad de vida

La domótica también permite monitorizar algunos hábitos de vida, como los tiempos de sueño o acostados en la cama, el baño e incluso las horas de los medicamentos, permitiendo llevar un mayor control de la calidad de vida de cada uno, pero también de las personas mayores, lo que también beneficia su independencia.